Consejos básicos para crear contraseñas seguras
Consejos básicos para crear contraseñas seguras

¿Crees que las contraseñas que utilizas para acceder a tus cuentas de internet son seguras?

Hoy en día tenemos cuentas repartidas por todo internet: Facebook, Twitter, Google+, Gmail, Hotmail... ¿quién no tiene un perfil en alguna de estas plataformas?

Cada vez se producen más ataques informáticos, robando cuentas a través de diversos métodos de hacking. En muchas ocasiones estos ataques se realizan indiscriminadamente y de manera automatizada. Una buena manera de prevenir que nos roben estas cuentas y que puedan acceder a nuestra información es crear contraseñas seguras.

Aquí van unos consejos muy básicos que harán tus contraseñas más seguras y difíciles de descifrar.


La contraseña debe tener una longitud mínima de 8 carácteres

Cuanto mayor sea la longitud de la contraseña, más difícil será averiguarla.

La contraseña debe estar formada por letras minúsculas, mayúsculas, números y símbolos (@ # $ % ^ & * ....)

Si añades todos estos elementos, será más complicadao piratear y averiguar la contraseña.

Para formar la contraseña no utilices cadenas del teclado, palabras reales o información personal

Esto incluye las cadenas del teclado como 123456..., qwerty..., asdf...

Las palabras reales son fáciles de adivinar con los ataques de diccionario.

Tu número de teléfono o tu fecha de nacimiento es información fácil de conseguir, así que es mejor que no forme parte de tu contraseña.

Lo ideal es utilizar una cadena aleatoria. Si quieres que sea fácil de recordar, puedes utilizar el siguiente truco:

A partir de una frase fácil de memorizar, como por ejemplo "Mi cumpleaños es el 27 de diciembre", puedes quedarte con la primera letra de cada palabra, y aplicar una regla, como "La mitad de las letras en mayúsculas, añadir un # al final y un & en la segunda posición". La contraseña creada sería: M&CEe27dd#, una contraseña con un nivel de seguridad muy elevado.

NO utilizar la misma contraseña para diferentes plataformas

Si una plataforma sufre un ataque y consigue descifrar tu contraseña, lo primero que van a hacer los atacantes es comprobar si con esa contraseña también consiguen acceder a tus cuentas de correo electrónico y a otras plataformas.

De igual manera que no utilizas la misma llave para abrir tu coche, tu casa y tu oficina, no utilices la misma contraseña para acceder a diferentes cuentas.

Si te resulta complicado recordar todas las contraseñas, hay varios sistemas para ayudarte a recordarlas. Puedes apuntarlas en un documento o utilizar alguna herramienta de almacenamiento de contraseñas online, como por ejemplo: LastPass, Clipperz o Passpack.


En www.passwordmeter.com puedes comprobar el nivel de seguridad de tu contraseña, con todo detalle.

Y en www.howsecureismypassword.net además calculan una estimación de cuánto tiempo se tardaría en descifrar tu contraseña mediante un ataque de fuerza bruta.

No hagas sencillo el trabajo de los hackers. Aplica todas estas recomendaciones, así será más difícil averiguar tus contraseñas y robarte tus cuentas.

comments powered by Disqus